Complicaciones en la cirugía de cordales o muelas del juicio

Las operaciones que implican el término “muelas del juicio” suelen tener muy mala fama. Y no es para menos. La realidad es que se trata de un tipo de cirugía que puede estar muy limitado debido a que si existen nervios que rodeen los cordales se pueden producir daños en este así como otros tipos de alteraciones. Es justamente por esto que no son pocos quienes optan por todo lo concerniente a conocer cuáles serán las posibles complicaciones en la cirugía de muelas del juicio. Los usuarios se habrán encontrado, de hecho, con toda clase de propuestas que irán retratadas porque se contará con innumerables ventajas desde el primer momento.

cirugía maxilofacial y muelas del juicio

Complicaciones en la cirugía de cordales o muelas del juicio

El dolor así como la incomodidad son las más clásicas de las complicaciones. Normalmente no son alarmantes salvo que persistan pasadas las dos semanas desde la extracción.

Hinchazón y sangrado: Antes de la cirugía suele darse esta condición que finaliza con la intervención quirúrgica. En el caso de que esto no sea así se deberá contar con las posibilidades alternativas.

Vómitos: Las náuseas así como los vómitos no le son indiferentes a esta cirugía.

Rigidez en la mandíbula: Tanto antes como después de la intervención puede suceder que se note una gran rigidez en la mandíbula, lo cuál puede resultar muy traumático, especialmente en lo que concierne a descubrir las diferentes elecciones que estén vinculadas al hecho de lograr una gran gama de recursos que puedan ir de la mano de gozar de las máximas propuestas a tener en cuenta.