Archivo de la etiqueta: reconstrucción facial

Avances en la reconstrucción facial en 2015

La reconstrucción facial es uno de los grandes avances en la última década. Hasta tal punto está llegando que descubriremos en esta opción todo lo concerniente a lograr una amplia gama de posibilidades vinculadas. Sin lugar a dudas habremos hallado tantas elecciones como puedan resultarnos viables hasta el punto de que nos habremos situado en un margen de error que esté plagado de elecciones a tener en cuenta. Se debe atender, además, a lograr tantas posibilidades como resulten viables desde el primerr momento.

Implantología funcional, cuando es necesario para vivir

Avances en la reconstrucción social en 2015

Los principales avances están vinculados al principal problema con el que contaban estas intervenciones quirúrgicas en un pasado. Se trataba del posible rechazo de la prótesis. En el caso de que estemos pensando todo lo referente a la reconstrucción facial deberemos centrarnos en lograr los mejores tipos de recursos desde el primer momento. Ante todo habremos hallado una gran gama de propuestas vinculadas que estarán relacionadas con lograr los mejores resultados.

La reconstrucción facial consiste básicamente en lograr algunas de las mejores elecciones a tener en cuenta. Sin lugar a dudas se tratará de una gran gama de recursos que irán de la mano de gozar de toda una serie de propuestas a tener en cuenta. Sin lugar a dudas puede ser una manera muy atractivas de relacionarse con toda una gama de recursos a tener en cuenta. Si lo que estamos buscando es todo lo referente a gozar de las máximas propuestas, lo haremos fácilmente gracias a que se habrán hallado una gran gama de elecciones relacionadas, algo que sin duda se habrá convertido en el mejor recurso.

Consecuencias psicológicas en la recontrucción facial

Que todo lo que está relacionado con la reconstrucción facial tiene una repercusión a nivel biológico nadie lo niega. Y es que a los dolores propios de la reconstrucción se deben añadir problemas de tipo orgánico como la posibilidad de necrosis, de adormecimiento facial o de infecciones. Pero no solo es esto lo que puede suceder en estos casos sino que las consecuencias se extienden a otras muchas como sucede en el caso de las consecuencias psicológicas en la reconstrucción facial. En todas ellas, los pacientes tienden a sentirse “en otra piel”, completamente ajenos. A pesar de que actualmente es posible mantener gran parte de la sensibilidad del rostro, aún es necesario avanzar enormemente.

implantes dentales

Consecuencias psicológicas con las que cuenta la reconstrucción facial

  • Extraño en su propio cuerpo: En lo que se refiere a este punto, sentirse extraño en el cuerpo propio es una de las principales razones por las cuáles resultará imprescindible no atormentarse y la intervención médica constante.
  • Dudas con respecto al entorno: Es imprescindible que se cuente con la oportunidad de hacer de las consecuencias psicológicas el mínimo posible debido a que, de esta manera habremos dado el total de lo que necesitemos. Sin lugar a dudas resultará muy interesante.
  • Paranoia: Una de las características más comunes cuando tiene lugar el pensamiento obsesivo de que todo el entorno está observando nuestros movimientos. Para ello será imprescindible el apoyo de especialistas, de familiares y amigos. En ocasiones, es mucho mejor el apoyo de la familia ya que, aunque reticente, el paciente creerá en la palabra de quienes no quieren dañarlo.

Cirugía maxilofacial y reconstrucción facial

La reconstrucción facial es un hecho desde hace varias décadas y el especialista maxilofacial especializado en intervenciones quirúrgicas estéticas es el principal de todos los especialistas que se encargará de hacer que miles de personas vuelvan a sentirse cómodos con su aspecto. Sin embargo, ¿ Cuál es la relación que une la cirugía maxilofacial de carácter terapéutico con la estética? 

cirugía maxilofacial

¿Cuáles son las funciones del cirujano maxilofacial en la reconstrucción facial?

Todas. La cirugía maxilofacial ha sido la encargada de la reconstrucción facial desde un primer momento y, aunque los cirujanos estéticos se encargan de esta labor, en el caso en el que existan traumatismos graves, quemaduras u otra clase de alteración en los tejidos o la morfología del rostro, son los cirujanos maxilofacial especializados en reconstrucción facial los principales encargados de llevar a buen término la operación.

A este respecto el cirujano se encarga de reconstruir defectos óseos en los maxilares, deformaciones y restitución de las piezas dentales. Estas son sus principales funciones pero no las únicas ya que en la reconstrucción facial el factor estético es uno de los más importantes llegando a convertirse en una preferencia para el paciente que, aunque quiere velar por su salud, encuentra una mejora en su autoestima y en su relación para con los demás.

También su seguridad y vida laboral mejoran por lo que no es de extrañar que sean intervenciones que den como fruto una mayor seguridad entre los usuarios así como innumerables ventajas de todo tipo. El técnico maxilofacial es, además, proveedor de la salud maxilar en innumerables situaciones como en caso de bruxismo en combinación con profesionales odontólogos y psicólogos.

Cuestiones éticas en torno a la reconstrucción facial

Dentro del campo de la cirugía maxilofacial, nos encontramos en un terreno espinoso en el cual es imposible que no surjan una serie de cuestiones éticas en torno a la reconstrucción facial.

reconstruccion facial

Acercamiento ético a la cirugía de reconstrucción facial

Mientras que unos expertos la defienden a capa y espada asumiendo que es el tratamiento del futuro por conseguir ofrecer una oportunidad a aquellas personas que han padecido alguna alteración. En otros casos, se considera una aberración. ¿Por qué razón? Los pacientes que deben someterse a una reconstrucción total suelen encontrarse con un rostro que no es el suyo, es decir, con la llegada de los injertos faciales completos de otros rostros de donantes, ha aparecido una gran controversia en torno al tema que sitúa a la reconstrucción facial como una monstruosidad muy similar a lo que la escritora Mary Shelley escribiría sobre Frankenstein.

De una parte, nos encontramos a los pacientes que, habiéndose sometido a esta intervención, se hallan vitales y optimistas, con una nueva vida por delante. Sin embargo, también hay casos en los cuáles la reconstrucción facial no tiene las consecuencias que se esperarían produciéndose problemas como la necrosis de la piel, oscurecimiento de la zona transplantada, etc. A este respecto queda mucho por intentar en dicho ámbito y todo ello debe ir dirigido a conseguir los mejores resultados para los propios pacientes.

 

Imagen Cortesía de Amparo Torres “~Anagke♣”